Del Potro gigante arrasó a Milos Raonic y se metió en la final del Masters 1000

Juan Martín Del Potro arrasó a Milos Raonic por 6-2 y 6-3 y se metió en la final del Masters 1000 de Indian Wells. La definición será nada más y nada menos que ante Roger Federer.

Juan Martín del Potro apabulló al canadiense Milos Raonic por 6-2 y 6-3, en 66 minutos, para clasificarse a la definición de este domingo con Roger Federer en la final de Indian Wells, primer Masters 1000 de la temporada.  El suizo se impuso previamente al croata Borna Coric por 5-7, 6-4 y 6-4, en dos horas y 20 minutos de juego.

Del Potro llega a la final del torneo californiano por segunda vez en su carrera tras haberlo logrado en 2013 cuando perdió ante el español Rafael Nadal. Con su victoria de hoy, la Torre de Tandil suma un total de 400 en su carrera, de forma que se une a Guillermo Vilas como los únicos argentinos que han alcanzado esa cifra.

Jugando con toda la clase y calma del mundo, Delpo inició el duelo con una rotura de saque en el tercer juego, mostrando gran destreza en los golpes y confianza máxima en el servicio. Su serenidad en la pista contrastaba con la desesperación del rival, un Raonic desdibujado y hundido por numerosos errores no forzados.  El viento que soplaba en la pista número uno del campeonato era suficiente para trastocar ciertos golpes, pero el argentino pareció llevar esa situación mucho mejor y se anotó un nuevo break en el quinto juego (4-1).  El canadiense seguía desconocido, claramente incómodo en la pista. Lo intentaba de todas las maneras, pero no daba con los recursos para cambiar la dinámica.

Juan Martín se adjudicó el primer parcial y luego desplegó todo su repertorio en el segundo set, especialmente con el revés paralelo. Jugando con inmejorables sensaciones, avanzaba firmemente (3-1) y no miró atrás en ningún momento.  Fue el cuarto enfrentamiento directo entre ambos tenistas, que queda ahora con un registro de 2-2.  Del Potro disputará el domingo su cuarta final de un Masters 1000 y buscará su primera corona en Indian Wells.