martes, octubre 4, 2022

EBY: la trinchera de Britez y Perié para atacar a la Renovación

Misiones y su gente son una provincia de paz, una tierra sin mal, en la que cada uno busca vivir y desarrollarse con tranquilidad. Este concepto parece no ser entendido desde un sector de la política misionera, que quiere corromper esta concordia con prácticas de tintes que llegan a ser violencia institucional.

La diputada nacional Cristina Britez y “Pichi” Perié, titular de Anses en la provincia, parecieran no comprender este ADN tan propio de la tierra colorada, quizás, por el tiempo que llevan bajo las luces de Buenos Aires que a más de uno encandilaron.

Lo cierto es que, por estas horas, ambos referentes del kirchnerismo nacional rompen esa “tranquilidad” con marchas, peleas y embates de medios fogoneados desde la caja de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), hoy centro de operaciones -o más bien una trinchera- para hacer política de la sucia y violenta especialmente contra la Renovación.

Si hay algo destacable es la habilidad de Britez para vender y simular un poder que en la práctica no tiene. Y es gracias a este don que logran convencer al formoseño ultra-k Fernando De Vido, actual titular de la EBY, para que los acompañe en esta reprochable campaña.

La legisladora nacional y el titular de la Administración Nacional de Seguridad Social en Misiones usan a la EBY como trinchera para atacar al espacio renovador, así de claro.

Ahora bien, ¿no estarán haciéndole equivocarse de camino al formoseño? Porque su rol debe ser el de buscar mejoras en el sistema energético para el litoral.

El riesgo es el costo político por este acercamiento, y en política tarde o temprano eso se paga. ¿Podría terminar con el mismo destino de su antecesor, Ignacio Barrios Arrechea? ¿Para qué comprar pelea ajena, no?

El interés real de la política debe estar dirigida a la gente y en buscar soluciones para sus problemas y necesidades. Frente a este menester, tanto Britez como Perié están en las antípodas.

No hay que olvidar un dato. Cristina Britez se presenta en Misiones como la protegida de Cristina Fernández de Kirchner y Máximo. Y ello la hace desesperar a un precio alto, para legitimar su espacio y no perder terreno en 2023, porque a fin de cuentas en política lo que vale son los votos.

Y en este escenario, en la última contienda electoral del 2021, la diputada fue denominada “la capitana de la derrota” del Frente de Todos en Misiones.

Su candidato, Javier Gortari, quedó último en las primarias del frente en el que se agrupaban el Partido Agrario y Social, con Isaac Lenguaza y el Movimiento Tierra, Techo y Trabajo encabezado por Graciela De Melo. La lista de candidatos del oficialismo nacional en la provincia solo alcanzó poco más del 15% de los votos, lo que dejó al espacio muy lejos de la posibilidad de una de las tres bancas que la provincia renovó en la Cámara de Diputados de la Nación.

El panorama señala que para 2023 querrá presentarse como la candidata a gobernadora y muchos hablan que podría ser inclusive por fuera del Frente de Todos.

Desde esta perspectiva necesita estar en el escenario político, pero figurar por figurar no sirve, y el misionero castiga a quienes no proponen ideas y proyectos y solo usan su investidura para ambiciones personales. La gente no es tonta…

Que quieran instalar grietas que solo se dan en espacios nacionales, con aprietes e intentando violentar las instituciones de poder para corromper esa paz, no tendrá buen resultado en un consciente colectivo que cada vez es mayor y que busca alejarse de planteos y disputas estériles.

Podés leer la entrega completa de abril en: https://issuu.com/revistacodigos/docs/revista_c_digos_abril_2022

Artículos relacionados

Más Información