Pingüinos en peligro: 35 mil ejemplares amenazados por la contaminación de las pesqueras en Santa Cruz

Los especialistas reclaman más controles contra las empresas que no tratan los desechos que arrojan al mar y perjudica el equilibrio biológico.

Luego de que un hombre llevara a cabo la matanza de un centenar de pingüinos y tapara 140 nidos en un campo de Punta Tombo, en Chubut, se conoció un nuevo peligro para estos animales. Ambientalistas de la ciudad de Puerto Deseado, en la provincia de Santa Cruz, denunciaron que la contaminación de la industria pesquera pone en peligro 35 mil ejemplares de estas aves.

Se trata de las colonias de pingüinos de Penacho Amarillo y Magallanes que arriban a esa zona costera en esta época del año. Están en peligro de desaparecer porque las compañías pesqueras desechan líquidos sin tratar al mar, lo que impacta en el lugar y la Ria.

Los especialistas señalaron que el área de desembocadura del río presenta una tonalidad naranjada en el agua, lo que implica alta contaminación y toxicidad. Según explicaron, fueron hallados valores alarmantes de bacterias coliformes, grasas, aceites, nutrientes, sólidos sedimentables y otras sustancias, que alteran peligrosamente el ecosistema.

La licenciada Débora De Monte, ex Subsecretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable del Municipio, indicó que el contraste anaranjado con el azul del resto de la ría se da por los residuos, que incluyen, entre otras cosas los volcados de desechos de pescado. “Hemos realizado un muestreo y análisis de laboratorio de los efluentes industriales pesqueros que se vuelcan en el agua de la ría y encontramos que se superan los límites permisibles establecidos”, aseguró.

En ese sentido, dijo que esto genera “infecciones por microorganismos patógenos, modificación de la vida acuática por disminución del oxígeno disuelto, generación de olores desagradables y alteraciones estéticas por la presencia de espumas, turbidez y color en el cuerpo de agua receptor de los efluentes”.

La colonia en cuestión alberga pingüinos de Penacho Amarillo -algunos recordarán su apariencia por la película Happy Feet- y de Magallanes. Ésta se encuentra a unos 20 kilómetros del centro urbano, se puede acceder a ella a través de una breve navegación y representa una de las áreas naturales protegidas por la gobernación de Santa Cruz.

Desde el municipio de Puerto Deseado informaron que no han actuado sobre el caso debido a que es jurisdicción del Consejo Agrario Provincial y deben darse más plazos para que la industria corrija su conducta en el tratamiento de desechos.

Matanza de pingüinos en Punta Tombo

El gobierno de Chubut presentó una denuncia penal por la muerte de cientos de pingüinos de la especie Magallanes que estaban en un campo lindero a la reserva de Punta Tombo, santuario natural de una de las mayores colonias del planeta de esta especie protegida.

Sobre este hecho, el ministro de Medio Ambiente de la Nación, Juan Cabandie, dijo que se desplegó una brigada de Control Ambiental de esa zona de la Patagonia y anunció que presentará una denuncia en la Justicia.

Artículos relacionados

Más Información