Se necesitan casi 60 salarios mínimos para comprar el auto 0 km más barato en el país

Los concesionarios de la Argentina difundieron hace algunas horas un informe en el que aseguran que para comprar un auto chico y “barato” se necesitan 36 salarios mínimos, pero la cuenta es incorrecta: se necesitan casi 60.

El auto más barato de la Argentina en diciembre de 2021 es el Toyota Etios, que en su versión base se comercializa (sin flete, patentamiento y posible sobreprecio) por un valor de $1.905.000. Esa suma dividida por el salario mínimo actual ($32.000) arroja un resultado de 59,5 salarios mínimos.

Hace diez años, el auto más barato de la Argentina costaba menos de 40 mil pesos y para acceder a él se necesitaban 20,9 salarios mínimos. Esto significa que la cantidad necesaria de salarios para llegar al 0 km se triplicó. Lisa y llanamente, los argentinos -en promedio- tienen que trabajar el triple para obtener un bien similar.

Cuáles son los 10 autos 0 km más baratos de la Argentina

Hablar de autos cero kilómetro en la Argentina y adjetivarlos como “baratos” puede sonar contradictorio, ya que hace prácticamente ya no hay opciones por menos de dos millones de pesos en los concesionarios y el poder adquisitivo de la ciudadanía no creció a la par, pero, a fin de cuentas, hay un listado de vehículos que sí pueden catalogarse como los menos costosos.

Según las listas de precios oficiales de las automotrices para noviembre, los autos más baratos o menos costosos son los siguientes:

Toyota Etios: a partir de $1.905.000

Fiat Mobi: a partir de $1.965.300

Chevrolet Joy: a partir de $2.019.900

Volkswagen Gol: a partir de $2.020.850

Fiat Cronos: a partir de $2.058.600

Citroën C3: a partir de $2.136.300

Renault Sandero: a partir de $2.152.200

Renault Logan: a partir de $2.164.700

Nissan Versa: a partir de $2.339.000

Fiat Argo: a partir de $2.339.900

En todos los casos mencionados, el precio corresponde a la versión más accesible y, por ende, la menos equipada de cada modelo. No se contemplan los posibles sobreprecios que incluyan los concesionarios, en un contexto de falta de stock por la crisis global de microchips y la restricción a las importaciones. Tampoco están incluidos los gastos de flete y patentamiento.

De este listado salieron recientemente los modelos Renault Kwid y Nissan V-Drive, que se dejaron de comercializar como 0 km en la Argentina. El primero por las trabas a las importaciones que impuso el Gobierno y el segundo porque directamente se dejó de fabricar.

Fuente: TN

Artículos relacionados

Más Información